Fiesta de entrega en el orfanato en Tanzania.

Fiesta de entrega en el orfanato en Tanzania.

El proyecto en Tanzania fué diferente. Porque África es diferente. Un continente duro donde todo es difícil y, a la vez, gratificante. Tal vez por eso. Naturaleza en estado salvaje en la que se suceden momentos y experiencias inolvidables. Como ver el cielo repleto de estrellas desde la ventana de un tren nocturno que avanza lentamente por Zimbabwe mientras los niños hacían cola para que les diese un globo. O tratar de sacar el camión en el que viajábamos del barro mientras anochecía en mitad del Serengueti y poco a poco los animales se iban acercando. En África todo es intenso. El sol, los colores, la naturaleza, la gente… todo.

 

apenas teníamos tiempo de hinchar los globos!

Apenas teníamos tiempo de hinchar los globos!

En éste viaje visitamos un orfanato en la ciudad de Dar Es Salam (“la casa de la paz”), Tanzania. Allí nos encontramos con una treintena de niños que compartían una pequeña casa de dos habitaciones llena de desconchados y un pequeño patio con charcos tras las recientes lluvias.

Había intentado preparar la actividad, pero en África si no sabes improvisar aprendes rápido. Pintamos las caras de un par de niños y luego les dejamos las pinturas para que las usasen entre ellos; les enseñamos cómo se hacían las pompas de jabón y luego pasamos a hacer globos con formas de animales. al final, además de lápices y cuadernos, entregamos algo de material de primera necesidad:

25kg de harina para preparar ugali, su principal desayuno.
40 zumos (los niños se volvían locos con ellos y no tiraban los bricks una vez acabados)
3L de aceite
30kg de arroz
Cereales
1 caja de leche en polvo
4 cajas de jabón
Té y azúcar
Una pelota y dos juegos para hacer pompas de jabón
Cuadernos, folios y lápices … Y muchos globos!

 

Las reacciones de los niños variaban entre dos extremos: los más pequeños se quedaban atónitos cuando les pintábamos la cara, les dábamos un globo o les enseñábamos a hacer pompas de jabón. Los más adultos, casi adolescentes ya, estaban en una esquina de la destartalada residencia, apáticos. Sin duda una experiencia dura. Dura, pero gratificante.

 

Dar_03    Dar_07 Dar_09 Dar_02Dar_06Dar_05Dar_08